Carrito

Carrito

Microplásticos

¿Qué son? Los microplásticos han sido definidos como esos trocitos de plásticos menores de 5mm, bien productos de la degradación de otros plásticos, microplásticos secundarios, o bien fabricados con ese fin, microplásticos primarios, como son los pellets y los utilizados en cosmética o en medicina, como vector farmacológico.

El plástico como ya sabemos, no se biodegrada, o no desaparece, se va deteriorando en pedacitos cada vez más pequeños.
Una cosa es el uso intencionado de ellos, cuando compras una bolsa de pellets, para rellenar muñequitos y otra tenerlos por todos lados sin ser conscientes, bolsas de té, agua, comida, pinturas, etc.

Aunque en este artículo nos centremos en los microplásticos y los ecosistemas acuáticos, también queremos mencionar que se han encontrado microplásticos en el suelo. Estudios realizados en Alemania han encontrado que fertilizantes a partir de compost caseros contenían microplásticos.

¿Entonces puedo evitarlos? Evitarlos del todo no, va a ser súper complicado, pero sí que podrás reducirlos considerablemente en tu vida, al menos de manera consciente.

Los microplásticos son un subproducto casi imposible de evitar en nuestro día a día, principalmente porque nos persigue por todos lados. Tenemos microplásticos en pastas de dientes o en los exfoliantes cosméticos que usamos, aunque ya muchas marcas han modificado este componente con uno mineral, por ejemplo. Hay estudios que han demostrado que, el agua que bebemos, contiene microplásticos, la embotellada y la del grifo. Hasta en la miel los han encontrado, sin olvidarnos de sal, cerveza, etc.

Aun así, siempre podemos hacer algo, y, el ejemplo más claro es la ropa. Nuestro armario está lleno de prendas de vestir sintéticas, por lo que ya sabemos, desde el momento en el que la avistamos en la tienda, que esa prenda es carne de microplásticos. La mayoría de las prendas están fabricadas con fibras sintéticas, poliéster, poliamida, nylon, acrílico, etc., o tienen un adorno hecho con materiales sintéticos, e incluso, muchas marcas sostenibles, y otras que solo pretenden serlo, ¡Alerta de Greenwashing!, han empezado a usar fibras realizadas con plásticos reciclados o incluso plásticos extraídos del océano, ese es el caso de mi adorada mochila Got Bag, os dejo el enlace por si la queréis ver.

En este tipo de microplásticos nos vamos a centrar en este artículo, y os vamos a dar consejos de cuidado y lavado de las prendas para tener un menor impacto ambiental. En cada ciclo de lavado se estima que se desprenden 700.000 microfibras. Así que manos a la obra y, ¡a reducir!

  1. Evita comprar tejidos sintéticos todo lo posible.
  2. Utiliza programas de lavado en frío, el calor favorecerá que los microplásticos se desprendan.
  3. Lava tu ropa lo menos posible, esto además de reducir el consumo de agua y energía, reducirá el desgaste de tu ropa, para ello puedes airearla o simplemente quitar manchas concretas, hoy en día lavamos la ropa casi limpia.
  4. Evita los centrifugados o disminuye el número de revoluciones por minuto, sobre todo en prendas sintéticas que se secan súper rápido o si hace buena temperatura.
  5. Si introduces zapatos en la lavadora estarás aumentando la fricción mecánica y por consiguiente la degradación de las fibras. Lo mismo sucede con las nueces de lavado, las bolas de lavado o incluso las pelotas que metemos con edredones. Tienen sus ventajas, sí, pero por otro lado tiene su repercusión a nivel mecánico, no se puede ser perfect@.
  6. Cuando pones una lavadora separas colores, ¿verdad? Pues es recomendable también separar por la dureza de los tejidos y lavar los suaves con los suaves, es decir, si metes un vaquero con ropas más suaves, ejercerá una fuerza mecánica mayor y se desprenderán más fibras, sean naturales o sintéticas.
  7. Evita usar la secadora y tiende la ropa, en la secadora se mezcla la fricción mecánica con el calor, ¡bomba explosiva! Eso sin contar con el ahorro de energía. ¡Seca al sol!
  8. Utiliza lavados cortos, como decíamos antes, cuanto más menos, más fricción, más energía, más agua, más todo.
  9. Utiliza poco detergente y lo más suave posible. Los detergentes ejercen un desgaste en la ropa, y cuando más abrasivos peor. ¡La lejía ya ni os cuento!
  10. Instala un buen filtro en tu lavadora o utiliza nuestra bolsa (la podéis comprar en nuestra tienda online , y evita que los microplásticos procedentes de tu ropa salgan de la lavadora.

¡¡Buenas noticias!!, La Ley contra el despilfarro y de economía circular recientemente promulgada en Francia (el pasado 10 de febrero), establece una medida que obliga a que los 2,7 millones de lavadoras que cada año se venden en el territorio estén equipadas con filtros de micropartículas antes de fin de 2024. Súper inquietante su Título IV, relativo a la responsabilidad de los productores, merece la pena echarle un vistazo. Yo lo he visto aquí

Una vez en el desagüe los sistemas de depuración de aguas residuales no podrán pararlos y acabarán en cualquier ecosistema acuático, sea marino o terrestre. Recuerda que vivimos en un (eco)sistema, tod@s junt@s, y que si llega al mar y es ingerido por algún pez, entra en la cadena alimentaria, y puede volver a nosotr@s fácilmente.

Pongamos nuestro granito de arena y quitemos nuestro granito de plástico.

Filtros para lavadora

Filtros para la Ropa

Más información muy interesante:

No Replies on

Microplásticos

Deja una respuesta

Lista de Deseos 0